En el guardarropa, especialmente el de una mujer, siempre deben existir múltiples opciones de zapatos de verano para combinar con los distintos atuendos disponibles y finalmente cumplir con el objetivo de lucir realmente hermosa.

 

Sin embargo, puede que en ocasiones los zapatos con los que contemos realmente no sean apropiados para varios tipos de atuendos, especialmente cuando se trata de calzados muy austeros o de colores psicodélicos que, definitivamente combinan con todo, aunque la moda se empeñe a veces en sostener lo contrario.

 

De manera que, es indispensable que tengamos algunos pares de zapatos que tendremos para toda ocasión, y que además sean muy veraniegos como para ayudarnos a disfrutar de los días de sol.

 

Seguramente guardas en tu closet dos jeans oscuros bastante especiales que sueles combinar constantemente para crear fabulosos atuendos. Precisamente a esto me refiero, algunos zapatos de verano que pueden pasar un poco “desapercibos” con el look final, pero que le dan un toque chic a la vestimenta.

 

Por supuesto, entre los zapatos de verano hay gran cantidad de colores y de modelos que finalmente nos hacen lucir bastante especiales. Sin embargo, hoy voy a referirme solo a tres de los estilos más vibrantes que te darán un atuendo final de ensueño y te serán súper útiles en tu armario.

Recuerda, estos no son zapatos para sacar a la playa a las caminatas sobre la arena. Me refiero a algunos pares de calzado bastante casuales, que son versátiles y combinables y cuya característica principal es facilitarle la comodidad en el pie y al tiempo darle un look fenomenal.

Zapatos blancos de cuña baja

Es indispensable que todos tengamos un par de zapatos blancos en casa para lucir en todo momento. Los zapatos blancos tienen la desventaja de que suelen ensuciarse un poco más que otros, pero durante el verano la posibilidad de cambiar el tono de nuestros zapatos mientras caminamos es mucho menor.

Además, las ventajas de contar con zapatos de verano blancos son mucho mayores que los riesgos de que lleguen a ensuciarse. Lucen realmente hermosos y le aportan un toque muy elegante al look final que permite que te veas realmente fabuloso y muy original.

Los zapatos blancos pueden ser los protagonistas de un atuendo oscuro o de colores matte u opacos. En cambio, pueden ser piezas que terminen de complementar un look más coloridos, como los que vienen de moda esta temporada de verano.

 

Un tips importante cuando se trata de llevar zapatos blancos es siempre tratar de lograr que los calzados se vean lo más limpios posibles. Para ello, puedes tener a la mano en casa un tinte de calzado que te será de mucha utilidad para mantenerlos a tono.

 

Para esta temporada están muy de moda los zapatos blucher blancos con detalles en la suela. Son calzados cerrados en el empeine, con detalles muy originales de decorado, que te harán lucir excelente en el verano e inclusive puedes llevarlos también en la época de frio.

 

Recuerda que los zapatos blancos con cuña ideales para el verano son aquellos que llevan un tacón liso y que finalmente resulten muy cómodos. Los meses de calor, lo ideal es usar zapatos muy cómodos que nos permitan caminar e ir de paseo.

Zapatos tipo sandalia de amarrado

Las sandalias de amarrar son muy femeninas y coquetas y complementan perfectamente los atuendos de verano. Tal vez la gran ventaja de tener zapatos abiertos en el empeine es que te ofrecen la posibilidad de mostrar por completo el pie, lo cual puede terminar por otorgar un toque sexy al look final.

 

En consecuencia, es ideal que tratemos de usar estos calzados de verano que siempre están guardados durante el frio, y que hay que aprovechar al máximo en los días de sol.

 

Recuerda que el atuendo ideal para este tipo de calzados de verano es el que puedes combinar con faldas cortas, vestidos y shorts ya que estos zapatos resultarán los reyes de tu look.

Zapatos semi cerrados con elástico

Son los preferidos de los meses de verano, ya que son calzados que protegen el empeine del pie del sol, pero que a la vez ofrecen un look más fresco que el de los zapatos cerrados.

 

Adicionalmente, el elástico es mucho más cómodo porque evita que el zapato se mueva durante la pisada, ofreciendo muchísima seguridad al andar.

 

Este tipo de calzado resulta perfecto para combinar con faldas, pantalones, shorts y vestidos porque es un calzado que no deja de ser elegante, pero  a la vez es menos formal que otro tipo de calzado de invierno. No dejes de comprarlos.