El calzado es sin duda alguna un accesorio esencial en nuestra vestimenta diaria. Y aunque en realidad damos poca importancia al calzado, y hasta parece que nos concentramos completamente en el vestuario y después ubicamos un zapato “cualquiera”, la verdad es que si ponemos más detalle a la hora de elegir y preferimos el calzado artesanal hecho en España encontraremos múltiples beneficios.

 

Lo importante es concentrarnos en algo realmente importante; nuestros calzados. Y es que el factor estético de un par de zapatos es solo un “adicional” que nos permite vernos mejor, pero no debe el centro de la atención a la hora de la escogencia del calzado.

Apoyamos la tesis que apunta a la confección de un buen calzado es realmente un arte. Un zapato de calidad no solo cambia el aspecto de quien lo luce, sino que también puede influir inclusive en su estado de ánimo y hasta en su estado de salud.

 

El confort de una cómoda sandalia artesanal, del zapato yute artesanal o de gomas deportivas cómodas y a la medida tienen una incidencia directa en el comportamiento directo y hasta en el rendimiento físico de quien lleva puesto el calzado.

 

Lo realmente fundamental cuando estamos en la zapatería o frente a la tienda de calzados on line es encontrar un calzado en primer lugar. Sí, lo que has leído. La comodidad es un factor que siempre debe ser determinante a la hora de elegir calzado, ya que de esto va a depender el tiempo de uso y la duración del zapato.

 

Probablemente si te preguntara ahora mismo que has hecho con algún par de zapatos incómodos, habrá varias respuestas. Sin embargo, la más común será que este calzado ha terminado solo guardado llevando polvo en tu guardarropa o tal vez se lo has regalado a alguien a quien le calce mejor.

 

Dicho en otras palabras, nos ponemos constantemente y disfrutamos los zapatos que nos hacen sentir cómodos y tranquilos. Aquellos calzados que sentimos “como un guante” y en muchas oportunidades se trata de calzado artesanal hecho en España.

Las diferencias entre el calzado artesanal hecho en España y otro tipo de zapatos radican en gran parte en la comodidad. Los zapatos artesanales suelen ser más cómodos por factores relacionados a la calidad del material, la horma y el cuidado de los detalles.

 

Hay otros aspectos que resultan determinantes a la hora de la compra, como por ejemplo la originalidad. El calzado artesanal hecho en España presenta modelos únicos o con una corta línea de confección, que le otorga un “plus” adicional a quien lo luce.

 

También hay diferencias de precios en comparación con otros calzados fabricados por marcas reconocidas. Además, los zapatos artesanales suelen realizarse con colores más vibrantes y menos monótonos. Sin embargo, estas son algunas de las ventajas más destacadas.

1-    A la medida

Es una gran ventaja, en especial para aquellas personas que usan una medida media en el calzado. Es decir, aquella spersonas que calzan un punto medio y la mayoría de los fabricantes industriales no ofertan piezas con estas medidas. Con el calzado artesanal hecho en España, también ha posibilidad de solicitar medidas especiales (más grandes o más pequeñas que las comerciales) o hacer hormas exactas para cada pie. Quienes sienten que tienen un número en un pie y un punto medio en otro pues también aman el calzado artesanal que puede ser fabricado a la justa medida de la necesidad.

 

2-    Más comodidad

El calzado artesanal hecho en España tiene un nivel de confort indiscutible. Una de las razones es que el material natural es mucho más suave y otra es la medida exacta. Pero lo cierto es que el calzado artesanal suele ser muy confortable, en especial el tipo de calzado cerrado tipo Oxford. Otra razón escondida detrás del nivel de comodidad de este tipo de calzado es que, por ser más ligero, es más fácil de levantar lo que termina haciendo “descansar” el pie y la batata y además son más frescos que calzados de otro material, lo que mantiene el pie muy fresco.

 

3-    Materiales de excelente calidad

El material del calzado artesanal hecho en España, suele estar compuesto de Lona, yute, cáñamo, hilos de algodón y telas frescas. Además, este tipo de calzado es 100% cocido, lo que además evita molestias en el momento de la pisada. El material natural es ligero y fresco y no por esto menos duradero.