Nuestro calzado está fabricado en España, concretamente entre Caravaca de la cruz (Murcia) y la ciudad de Elche (Alicante).
El proceso de fabricación es 100 % artesanal, creando así un zapato especial por manos de profesionales del calzado, esforzándose en cuidar cada detalle. La incorporación de la tecnología en determinadas partes del proceso es necesaria para la mejora y durabilidad del producto final.
No obstante, cada alpargata es cosida y elaborada minuciosamente a mano, lo que hace que cada producto sea único, por no mencionar que con sólo verlos se aprecia a simple vista una calidad y terminación excepcional, aportando nuestro toque personal a cada modelo.
En la actualidad se utiliza única y exclusivamente el yute para la suela, que es una materia prima 100% natural y ecológica, comprometiéndonos así con el medio ambiente. Todo esto, caracteriza a las alpargatas de ciertas cualidades, favoreciendo así la transpiración y eliminando el sudor de nuestros pies.
Otra cualidad de este tipo de suela es la adaptabilidad a nuestra planta del pie. Su expansión, permite que éstos se acomoden al yute como si de un colchón se tratara. La terminación de la suela es de caucho natural, vulcanizado con alta temperatura y presión, permitiendo no tener que usar pegamentos, proporcionando así el agarre necesario en cada pisada sin perder su flexibilidad.